viernes, 6 de abril de 2012

Empresario, emprendedor, intraemprendedor

Son términos muy usados, pero que se confunden. Por eso, con esta entrada, trato de facilitar la comprensión de los mismos.

Un emprendedor es un soñador. Es una persona que tiene una idea e ilusiones y en condiciones de incertidumbre y asumiendo riesgos lleva a cabo su proyecto. Por tanto un emprendedor crea un negocio. Es más creador que gestor. El emprendedor debe descubrir una oportunidad de negocio y arriesgar para llevarla a cabo. Una característica que le diferencia es su capacidad para innovar si quiere salir airoso. Innovar no tiene por qué implicar crear un negocio nuevo, sino que puede ser también gestionar de forma distinta una idea ya existente.
Un empresario es un gestor. Es el responsable de administrar una empresa. Esa empresa puede haber sido creada por él (entonces es también emprendedor), puede haber sido contratado para dirigirla o puede haber comprado parte o todo el capital de la misma, convirtiéndose en dueño.

La tendencia natural del emprendedor es convertirse en empresario. Crea algo y luego se encarga de su gestión.
Pero hay emprendedores que se dedican a montar negocios y llevar adelante su idea, para luego vender la empresa cuando esta funciona y emprender nuevas aventuras. Son personas a las que el riesgo les atrae, a las que les gusta crear y que no disfrutan simplemente con la labor de gestión.

Tradicionalmente se ha diferenciado entre el empresario que además de gestor era dueño de la empresa (empresario tradicional o capitalista) de aquel que es contratado para dirigir la empresa sin aportar dinero a la misma (empresario profesional o moderno). El primero asume un riesgo patrimonial con su gestión, ya que si la empresa va mal, puede además de su trabajo, perder el dinero puesto en la empresa o incluso su patrimonio personal. El segundo asume un riesgo profesional, pues si la empresa va mal lo que puede perder es su trabajo y tal vez su imagen. Es como un entrenador de fútbol, que si fracasa con un equipo tal vez tenga más problemas para volver a ser fichado…
Un intraemprendedor es una persona que actúa como emprendedor dentro de una empresa ya existente en la que trabaja. Implica emprender dentro de una organización ya creada.

Es tener iniciativa y espíritu de aventura en vez de conformarse con seguir al rebaño. Implica querer hacer algo más, querer crear.
Muchas veces las empresas ponen grilletes la iniciativa de sus empleados y les cortan las alas. Otras veces estos grilletes son autoimpuestos por el propio empleado. Un intraemprendedor es un inconformista, alguien que quiere innovar y crear. Al hacerlo crea valor para la empresa que trabaja, que debería querer aprovechar su iniciativa.

Si por los devenires de la vida te ha tocado trabajar para otros pero tienes mentalidad emprendedora, no te conformes y no dejes que tu empresa pierda la ocasión de disfrutar con tu ingenio…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada